Continuamos este tema 5 en el que estamos analizando los factores “On Page” que influyen en el posicionamiento SEO de tu sitio web. En esta ocasión vamos a tratar un indicador clave relacionado con la cualificación de las visitas que recibe nuestra página: La tasa de rebote.

Tasa de abandono o rebote ¿Qué es?

La tasa de abandono o porcentaje de rebote es un indicador que se refiere al porcentaje de visitas de una sola página en todo el sitio web. Es decir, visitas en las que el usuario en cuestión ha abandonado la web sin navegar en ninguna otra página del sitio sin interactuar en ella.

Este tipo de visita se considera de rebote o abandono porque se puede considerar que el usuario ha accedido al sitio esperando una información o contenido que finalmente no ha encontrado.

¿Por qué es importante la tasa de abandono respecto al SEO de una página web?

El algoritmo de Google, a la hora de clasificar sus resultados en las SERP tiene en cuenta muchísimos factores; tal como estás viendo en este tema. Pues bien, Google también tiene acceso a las estadísticas de la amplia mayoría de sitios web de Internet a través de Google Analytics con el objetivo de analizar cuestiones como número de visitas, páginas que navega cada visita, procedencia, etc.

Y uno de los indicadores que analiza para establecer sus resultados es el porcentaje de rebote o tasa de abandono.

¿Por qué? pues porque una elevada tasa de abandono es señal inequívoca de que el contenido del sitio web es de escaso o nulo interés para las visitas de ese sitio. Por lo tanto, una elevada tasa de rebote perjudicará tu SEO.

¿Por qué mi sitio web tiene una tasa elevada de rebote?

  • Tu web no tiene una buena estructura de contenidos
  • No tiene diseño responsive
  • No has seleccionado bien el público al que vas dirigido
  • Te estás posicionando en buscadores por términos no adecuados
  • Tu web no aporta contenido o información de calidad
  • Estás siendo víctima de SEO negativo
  • Estás recibiendo visitas Spam
  • Tu web ha sido hackeada o atacada
  • Tienes páginas web antiguas o huérfanas
  • Tienes un importante número de páginas que devuelven error 404 (página no encontrada)

¿Cómo conseguimos una baja tasa de abandono o rebote?

La respuesta es lógica: Ofreciendo contenido de interés a tus usuarios. Contenido que les haga navegar por diferentes páginas y eleven el tiempo de estancia en el sitio web el máximo posible. Vamos a comentar algunos aspectos que te ayudarán a mejorar la tasa de abandono de tu sitio web:

Tu infraestructura web

Si tu página web no dispone de navegación  de documento.html a documento.html (o php, etc.) tu página es lo que se llama una “Landing Page” o página de aterrizaje. El hecho de que todo el contenido de tu sitio web sea navegable en un único documento tendrá como consecuencia un alto porcentaje de rebote. Lo ideal es que tu sitio esté construido con varios documentos html o php, usar un CMS como WordPress hoy en día se antoja fundamental.

El diseño de tu página web

Una página web bien diseñada y organizada invita a su navegación. Sin embargo, seguramente hayas navegado por alguna página web que te invite a salir de ahí cuanto antes (popups, publicidad, etc.) Debemos de usar una tipografía clara de leer y grande, un diseño limpio y sencillo que no contenga excesivos elementos, además de aprender a usar los encabezados H1, H2 y H3 correctamente, nos ayudarán a estructurar nuestro contenido haciendo que su presentación sea más visual e incite a los usuarios a leerlo.

Velocidad de carga

Ya hemos comentado en los factores de alojamiento web que la velocidad del mismo es fundamental. En este caso también. Una página lenta termina por desesperar al usuario provocando su abandono. Contrata un servidor rápido.

Orienta adecuadamente tu público

En Google Search Console podrás analizar el tráfico de búsqueda, observando los términos que emplean tus visitantes y desde Google Analytics podrás comprobar la tasa de rebote que tienes a través de cada cadena clave. Ver las cadenas clave que tienen una menor tasa de abandono te va a permitir ir definiendo mejor tu público y encontrando los términos adecuados para conectar con él.

Enlaza adecuadamente el contenido interno

Aprovechar el contenido para enlazarlo adecuadamente te va a ayudar a generar más visitas a las diferentes páginas de tu sitio web.

Usar técnicas de Growth Hacking

Las técnicas de Growth Hacking son acciones creativas que se ejecutan en estrategias digitales para generar interacciones con los usuarios para conseguir resultados concretos.

Insertar llamadas a la acción en cada apartado de nuestra web, formularios de contacto y otras opciones van a potenciar una bajada de tu tasa de rebote gracias a la navegación “guiada” que vas a generar con el usuario.

Mejora tu contenido

Nadie dijo que iba a ser fácil. Triunfar con una web supone mucho trabajo, análisis y más trabajo.

Descubre las estrategias que reducirán tu tasa de rebote Regístrate gratis