¿Qué es el Black Hat SEO?

Black Hat SEO son técnicas SEO usadas para mejorar el posicionamiento de una página a través de acciones que Google considera poco éticas. Estas técnicas se usan para conseguir un rápido posicionamiento SEO y mayores beneficios en cortos plazos pero su nivel de exposición a penalizaciones es muy elevado.

¿Qué es el White Hat SEO?

El White Hat SEO 0 también llamado técnicas SEO de sombrero blanco son justamente lo contrario, técnicas que defienden la experiencia de usuario y el valor de este, siguiendo las directrices que marcan los motores de búsqueda como Google, estas técnicas son más laboriosas, tenemos que ser más pacientes y constantes para ver los resultados, pero son resultados duraderos y estables en comparación con el Black Hat SEO.

¿Por qué existe el Black Hat SEO?

Anteriormente este tipo de técnicas eran muy populares y se usaban para conseguir que un sitio web subiera de posiciones rápidamente haciendo uso de técnicas, que veremos en este tema y en los próximos, que dejaban mucho que desear, pero resultaba más fácil y más rápido. Estas técnicas no tienen en cuenta la experiencia de usuario, algo que ahora para Google es de máxima prioridad.

Técnicas más comunes de Black Hat SEO

El Black Hat SEO aunque ha existido desde siempre, se empezó a dar a conocer más con la llegada de una actualización de Google Penguin, que decidió penalizar a todos aquellos que anteriormente ya hacían uso de dichas técnicas como:

  • Granjas de enlaces

Son enormes redes de webs que cambian enlaces artificiales de forma masiva, persiguiendo que todo aquel que intercambie enlaces salga beneficiado, con mayor popularidad y con su Pagerank aumentado rápida pero artificialmente.

  • Texto y enlaces ocultos

Esta es una de las técnicas empleadas más antiguas, y consiste en la introducción de texto y enlaces del mismo color que el fondo de la página, fuera del alcance visual del usuario o con un tamaño de fuente ridículamente pequeño, de este modo queda invisible para el usuario, pero no para los motores de búsquedas. Esta técnica quedó obsoleta y se crearon técnicas más complejas que camuflaban enlaces dentro del código de la web.

  • Páginas Doorway

Páginas Doorway o páginas puerta, eran páginas que a través de sobreoptimización de palabras clave conseguían buena posición en Google y luego dichas páginas redireccionaban a un dominio real.

  • Cloaking

Una versión más compleja de las páginas Doorway, ya que diferenciaba las visitas entre usuarios y motores de búsqueda. Si la visita la hacía un motor de búsqueda, esta página mostraba contenido optimizado para determinadas búsquedas con el fin de que los motores la posicionaran bien, mientras que a los usuarios les mostraba otro contenido.

  • Blog Spam

Como cualquier blog permite comentarios, para un spammer era tarea fácil usarlo como plataformas para creación y envíos de enlaces spam.

 

La actualización de Google Penguin, que se centró en penalizar el black Hat SEO, hizo que dichas técnicas se extendieran y profesionales SEO o empresas lo usaran para atacar a la competencia, haciendo así que estas cayeran en posiciones o incluso desaparecieran de Google.

El uso de esta metodología de trabajo pone mucho en duda la profesionalidad del que la lleva a cabo. Nosotros no queremos defender el uso de estas técnicas sino más bien informaros de cómo funcionan, de que algunas de ellas siguen existiendo y de cómo podemos evitar llevarlas a cabo nosotros inconscientemente.

El Black Hat SEO en la actualidad

Hoy día se sigue poniendo en práctica técnicas de Black Hat SEO las cuales han evolucionado mucho a lo largo de los años, sin duda este seguirá existiendo aunque cada vez sus efectos son más efímeros. El BH SEO actualmente se emplea para webs que van a tener un corto tiempo de vida (P Ej: Una web con información sobre el mundial de Rusia 2018)

La técnica Black Hat por excelencia actualmente son las PBN, estas no son nuevas pero van cambiando con el paso del tiempo para no ser descubiertas y penalizadas haciendo cada vez más complejo la creación de una.

Otra técnica que se está usando ahora es la búsqueda de agujeros en dominios grandes desde los que sacar enlaces Dofollow. (P Ej: Google, Amazon, Ad.fly etc…) hacia nuestra web. También se suelen comprar dominios expirados de la misma temática que son redireccionados hacia nuestro Money Site traspasando así toda la autoridad del dominio expirado a nuestra web principal.

Casos reales de Black Hat SEO ¿Qué funciona y qué no?

Técnicas que antes eran completamente efectivas han pasado a dejar de dar resultados o incluso a derivar en una penalización hacia la web que las practica.

Sin duda, para realizar Black Hat SEO debemos de experimentar con anterioridad en otros proyectos de menor importancia antes de aplicarlo a nuestro sitio web principal. También podemos contratar a un profesional que nos ayude, pero debemos asegurarnos de que su trabajo no nos pone en riesgo inmediato de ser penalizados.

Técnicas Black-Hat que siguen funcionando

  • En la actualidad las PBN siguen funcionando, pero con matices, debemos de cuidar gran variedad de factores. No podemos permitir que existan elementos comunes que permitan identificar todas las páginas bajo una misma propiedad. (Usar el mismo tema o los mismos plugins, estar alojados en el mismo dominio con la misma IP etc…) Esto nos pone en riesgo de sufrir una penalización en bloque de toda nuestra PBN o incluso al money site enlazado puesto que como ya sabemos, Google Panda trata de evitar la construcción de enlaces con el objetivo de aumentar artificialmente la autoridad de un sitio web.
  • Cloaking: Estas páginas siguen existiendo, pero los conocimientos necesarios para poder montarla son muy avanzados por lo que deberemos recurrir a programadores experimentados y muy probablemente, la inversión no merezca la pena para los pobres beneficios que conseguiremos realizando esta práctica.
  • Blog Spam: Debemos de cuidar en que clase de blogs estamos realizando esta actividad puesto que si nuestro enlace figura en blogs saturados de enlaces spam podemos dañar nuestra autoridad, por el contrario si conseguimos enlaces a través de comentarios en blogs relevantes incluso siendo Nofollow, nos aportará el hecho positivo de aumentar la variedad de dominios que apuntan a nuestra web.
  • Redirecciones de dominios expirados: Esta técnica funciona a la perfección y es ampliamente empleada debido a la cada vez más importante relación temática entre los dominios enlazados. Consiste en la compra de dominios que han alojado una web con temática similar a la nuestra y hacer una redirección 301 completa hacia nuestra web traspasando así gran parte de la autoridad del dominio anterior al nuestro. Google está trabajando en una solución a esta clase de técnicas en la que posiblemente reiniciará la autoridad de los dominios una vez han expirado.
  • Simulación de señales sociales: Del mismo modo que los enlaces, las señales sociales también son un factor de posicionamiento ya que reflejan una buena experiencia de usuario el cual le lleva a compartir la web en redes sociales. Está demostrado que el envío de señales sociales es un factor que afecta al posicionamiento y es ampliamente empleado para posicionar páginas web en adición a otras técnicas las cuales disparan el posicionamiento de la web objetivo.

 

Técnicas Black-Hat detectadas y penalizadas por Google

  • Granjas de enlaces Se usaban para enviar enlaces a gran cantidad de páginas web, por lo general eran intercambiados entre webmasters con el objetivo de aumentar la autoridad de las páginas web que estuvieran intercambiandolos.
  • Textos y enlaces ocultos Empleados con el objetivo de enviar enlaces desde una página sin que el usuario los detectase o de incluir contenido invisible que posicionar por la web por otros términos.
  • Keyword Stuffing Como se explicó más arriba el Keyword Stuffing es la sobre saturación de la web con la palabra clave objetivo para posicionarla por esa cadena clave en concreto. Usar esta técnica hoy en día sepultará a tu web en las últimas páginas de Google en muy poco tiempo.
  • Artículos Spineados Consiste en robar contenido a otras páginas web y pasarlos por un programa informático que cambia gran parte de las palabras por sinónimos consiguiendo ser interpretado por contenido original. Esta técnica ya no funciona. Solía ser utilizada para posicionar web cargadas de publicidad.

 

Debemos de tener este pequeño extracto en cuenta a la hora de establecer alguna estrategia SEO en nuestra web puesto que sin siquiera saberlo podríamos estar realizando Black Hat SEO o lo que es peor, condenando a nuestro sitio a una penalización empleando una técnica que ya ni siquiera aporta ninguna clase de beneficio.